Salar de Uyuni. Guía de viaje, tour

Salar de Uyuni. Guía de Viaje, Tour

salar de uyuni

A continuación hemos compilado la guía más actualizada sobre el Salar de Uyuni, que rápidamente se convierte en una de las atracciones mas importante y el unico en  el mundo que NO debe perderse en Sudamérica.

SALAR DE UYUNI. Guia de Viaje, Tour & Descuentos, Precios y Consejos

Llegar a este lugar es sueño y obsesión de viajeros desde hace décadas. Uno de los paisajes más surrealistas del planeta, el Salar de Uyuni en Bolivia genera una atracción magnética a los que, como nosotros, buscan la belleza más extrema que la naturaleza puede ofrecer. En cuanto a precios, visitarla no es barato, hay que rascarse el bolsillo. Vamos a explicar en este post qué y cómo lo hicimos nosotros, lo que nos gustó y lo que no, los diferentes precios que encontramos, y algunos consejos que creemos útiles para ayudar al lector a elegir con mejor información.

Es importante empezar explicando en que consiste un tour por el Salar de Uyuni y la Reserva Eduardo Avaroa. Básicamente, te metes en un todoterreno con un conductor –o conductor/guía, depende de la suerte que tengas- y otras 5 personas para recorrer cientos de kilómetros en un número x de días. Es decir, se pasan muchas horas en el coche rodeado de desconocidos, viendo preciosos paisajes aunque también muy similares entre sí. Ya será decisión propia si los extraños se convierten en compañeros o si el camino resulta una experiencia única en la vida o, por el contrario, termina siendo monótono.

Salar de Uyuni. Guía de viaje, tour

CÓMO LLEGAR AL SALAR DE UYUNI

Uyuni es una pequeña localidad al sur de Bolivia, aunque en bastante expansión en los últimos años, a causa del turismo y la llegada del Rally Dakar a estas tierras. Pese a ello, para los visitantes no reviste mucho interés y seguramente nos moveremos sólo por cuatro o cinco calles entre la paridad de buses (porque no es ni terminal), el mercado y el centro (donde están la mayoría de hostales). Se puede llegar a Uyuni de tres formas:

Autobús

Las principales ciudades bolivianas ofrecen conexiones en bus con Uyuni, en servicios que ban desde destartalados a bastante decentes (aunque no esperéis los super bus cama de Argentina o Perú). Os dejamos los precios (en dólares) y tiempo de viaje desde las principales ciudades bolivianas. Hay que recordar que en Bolivia todo es muy orientativo. Los precios se pueden regatear, incluso de los buses, y es muy común que haya manifestaciones, piquetes… lo que puede demorar varias horas el viaje. Para nosotros es lo bonito, para otros puede suponer un infierno…

  • Desde La Paz: Unas 12 horas, con servicio nocturno, entre $16 y $35
  • Desde Potosí: Unas 4 horas, servicios casi todo el día, entre $4 y $8
  • Desde Sucre: Unas 9 horas, solo un servicio directo por unos $15, mucho más barato ir a Potosí ($2,5) y cambiar
  • Desde Tupiza: Unas 7 horas, varios servicios al día por un camino infernal, entre $6 y $20.
TREN

La red de trenes en Bolivia es escasa pero muy eficiente y bastante económica. La ruta ferroviaria cubre el camino Oruro-Uyuni-Villazón por precios razonables. Podéis encontrar horarios y precios en la web de la Empresa Ferroviaria Andina.

AVIÓN

Es la forma más directa y, por supuesto, más cara de llegar. Sin embargo, muchos turistas europeos y asiáticos llegan por esta vía, sobretodo en la temporada de lluvias, cuando se puede ver el famoso efecto espejo (Un vuelo desde La Paz suele costar entorno a $100 solo ida y unos $180 para el pasaje redondo. De todos modos, en ocasiones se encuentran ofertas que pueden valer la pena si se dispone de poco tiempo).

DÓNDE DORMIR

Para dormir en Uyuni hay opciones, como siempre, para todos los bolsillos. En temporada baja, una cama en habitación compartida de hostel gringo puede salir por unos 50 bolivianos (7$). Una habitación doble con baño compartido en un hostal/pensión barato se pueden conseguir por unos 60 bolivianos ($9) regateando bastante. Todos los alojamientos baratos están en los alrededores de la Plaza Arce, entre las avenidas Colón y Ferroviaria.

CUÁNDO IR AL SALAR DE UYUNI

Cuentan que la época más espectacular para visitar el Salar de Uyuni es después de la temporada de lluvias, cuando toda la superficie se cubre de agua y forma el espejo más grande del mundo. Este fenómeno no ocurre todos los años y es bastante difícil de calcular, pero normalmente suele ser entre enero y febrero. Aunque también es la temporada más cara por la afluencia de turistas orientales (que cruzan el mundo para ver el fenómeno). Dicho esto, Uyuni se puede visitar todo el año y el Salar sigue siendo precioso seco. Sólo recordar que las temperaturas son extremas, con días soleados, ventosos y frescos pero que bajan de 0°C casi todas las noches.

TURISTAS POR OBLIGACIÓN

El Salar de Uyuni y la puna desértica que lo rodea, incluyendo la Reserva de Fauna Andina Eduardo Avaroa, es una región en extremo aislamiento, con climas verdaderamente radicales y enormes distancias. Su magnitud hace que los viajeros que desean conocerlo tengan que contar con algún medio de transporte. Aquellos valientes que viajan en bicicleta, o los que tienen su propio medio de transporte a motor, pueden aventurarse a este desierto por su cuenta (y riesgo, pues cuentan que es fácil desubicarse y el clima, repetimos, es extremo). Para el resto de mortales, el turismo convencional es la única opción.

En la anodina y polvorienta ciudad de Uyuni, cientos de agencias bailan una extraña danza, entre la pelea y el acuerdo, para quedarse con un pedazo del pastel. Ofrecen de todo, desde sencillos paseos de un día hasta carísimos tours de lujo, de 7 u 8 días, para conocer la basta y salvaje puna que rodea al salar. Es importante aclarar que la horquilla de precios varía sustancialmente dependiendo de las agencias y parece que los servicios no son tan diferentes. Las más baratas están en los alrededores de la calle que hace las veces de terminal de buses, aunque muchos viajeros se quejan en Tripadvisor porque no cumplieron con sus expectativas. La gama media ofrece buenos servicios y precios algo superiores. Y, como siempre, están las agencias de lujo que, según pudimos ver con nuestros ojos, sólo incluyen algunos extras –botella de vino para el grupo la primera noche, por ejemplo- y te llevan a hostales propios, mínimamente más confortables que los de otras compañías (que nadie se espere un 5 estrellas en medio del desierto, el lugar está muy aislado y lo que allí se encuentra no deja de ser rústico).

Como Gaby no conocía y yo había estado ya en Uyuni 9 años atrás pero el presupuesto sólo dio para una vuelta de un día por el Salar, esta vez decidimos tirar la casa por la ventana. Contratamos con una agencia de gama media, llamada algo así como  Blue Line Service, un tour de 3 días desde Uyuni a san Pedro de Atacama, en Chile. Podríamos disfrutar, además del salar, de la preciosa reserva Eduardo Avaroa, su fauna, sus desiertos y lagunas; y nos servía de transporte a tierras chilenas, nuestro siguiente destino en el viaje. A cambio, renunciaríamos a la libertad de viajar por libre y nos meteríamos en el papel de turistas, hacinados 7 horas al día con otros 4 desconocidos en un todoterreno, siempre son Toyota Land Cruiser.

COMPAÑERAS DE VIAJE

Nos juntaron finalmente sólo con otras tres personas ya que pagamos a ultimísima hora por problemas con la tarjeta de crédito (ningún cajero nos permitía sacar y tuvimos que ir a rogar a las oficinas de un banco para que nos dieran el efectivo). Además, tuvimos la suerte de que nos incluyeron sin sobrecosto en el paquete de la agencia Andes, una de las mejores de Uyuni, con mejores servicios y, claro, también más cara.

Formamos un grupo bastante variopinto y global. Taís, una brasilera diseñadora de moda que realizaba el “gringo trail” en su descanso vacacional. Jasmin, de origen iraní aunque residente en Londres, recién graduada de leyes. Y la rusa Tonya, compañera de Jasmin en la universidad y también residente en el Reino Unido; y Gaby y yo, claro. Resultaron ser muy buenas compañeras, de agradable conversación y ávidas de viaje y conocimiento. Lo agradecimos mucho pues son tres días de apretada convivencia en unos pocos metros cuadrados.

 NUESTRA RUTA POR EL SALAR DE UYUNI

Sin duda, el tour más popular es el de tres días que nosotros elegimos (también hay una opción circular, que te regresa a Uyuni por el mismo precio). Los colores de las lagunas, la aridez del desierto, las caprichosas formas de las piedras, los geiseres y las fumarolas al alba, la vegetación y la fauna que sobreviven en ese clima inhóspito y agreste o la majestuosidad del Salar de Uyuni; son muchos los atractivos que este tour tiene. Ya los describimos desde las sensaciones que nos generaron en este postvamos a tratar aquí de dar información un poco más concreta.

Cementerio de trenes

Se pasa también por un cementerio de trenes donde, las viejas locomotoras y los vagones fueron abandonados. Los rigores del clima los han oxidado y despintado y resulta bastante curioso recorrer el paisaje desértico entre enormes moles de hierro que algún día circulaban entre Uyuni y las ricas Potosí y Sucre.

Colchani, montículos de sal, monumento Dakar y Hotel de Sal

Al inicio del recorrido se pasa por cuatro sitios de poco interés: Colchani, un pueblo donde los habitantes de la zona venden sus artesanías; los “montículos de sal”, de donde trabajadores –tapados hasta los dientes para evitar las quemaduras- siguen extrayendo la sal para el consumo nacional; el monumento al Dakar, hecho con ladrillos de sal en conmemoración del paso del rally por tierras bolivianas –algo que ha levantado muchas ampollas en la comunidad por los efectos que produce en el ambiente-; y, por último, el hotel de sal, un antiguo hotel construido con ladrillos extraídos del propio salar,  reconvertido hoy en un pequeño museo y zona de almuerzo para los muchos tours que pasan por allí.

Salar de Uyuni

Al contrario de lo que muchos piensan, el Salar de Uyuni no se formó directamente por la evaporación de agua de mar –supuestamente estancada por los movimientos de placas que dieron lugar a la Cordillera de Los Andes-. Al parecer, hace 40.000 años, se produjo un periodo húmedo que formó un enorme lago prehistórico de agua continental que ocupaba todo el oeste de Bolivia, el Minchín. Este lago se alimentaba de las cuencas del entorno, muy ricas en sedimentos. Entorno a 11.000 años atrás, una etapa cálida y seca azotó al planeta y fue evaporando el Minchín, dando lugar a los lagos Poopó y Uru Uru y a los salares de Uyuni y Coipasa, que hoy conocemos. Uyuni es el desierto de sal más grande del mundo. Son más de 10.000 km2 de llanura salada donde solamente sobresalen algunas islas aunque, debajo, todavía sigue habiendo un lago de más de 100 metros de profundidad.

En el salar se pasa todo el primer día del tour, con varias paradas para tomar fotos en perspectiva o visitar la Isla del Pescado, la isla más grande dentro del salar en la que se pueden ver formaciones de coral fosilizadas y cientos de enormes cactus de cardón, además de permitirte tener una vista elevada y de 360 grados. Para nosotros el Salar es, sin lugar a dudas, la estrella de todo el tour y la verdad es que es una lástima que se recorra todo el primer día pues, a lo largo de lo que queda, no se vuelve a encontrar un paisaje de tanta belleza y majestuosidad.

Lagunas

Durante todo el recorrido se va pasando por los márgenes de varias lagunas andinas. Los sedimentos minerales de las aguas que los alimentan hacen que cada una tenga un color característico. Las más bonitas, a nuestro juicio, la colorada y la hedionda –pese a su nombre, no huele tan mal-.

Desierto

Todo el recorrido se hace por desiertos, pero la verdad es que son paisajes muy variados. Desde desiertos de rocas hasta desfiladeros al más puro estilo western de John Ford, en el camino hay para todos los gustos y los colores no defraudarán a nadie.

Fauna

Otro de los atractivos del tour es poder contemplar a la fauna andina en su hábitat natural. Es muy fácil encontrar llamas, vicuñas, flamencos y otras aves migratorias –incluso gaviotas, muy raras tan adentro del contiente-. Algo más complicado es ver vizcachas -pequeños roedores-, ñandúes -aves parecidas al avestruz- o felinos como el puma andino. En cualquier caso, a nosotros nos pareció de lo más bonito del paseo y nos recordó mucho a Galápagos, ya que los animales no tienen miedo de los humanos por lo que se acercan y se les puede ver bastante bien.

Geiseres

Era una de las paradas más esperadas y pero el frío hizo que no la pudiéramos disfrutar tanto. Puesto que se visita muy temprano, al alba del último día, el frío es extremo y hay muchos otros grupos por la zona. En cualquier caso, espesas columnas de vapor salen a presión constante del suelo por el calor de la tierra, impresiona!

Aguas termales

Uno de los parajes más bonitos de todo el recorrido se visita la última mañana. A escasos kilómetros de la frontera, esta pequeña piscina de agua a una temperatura ideal para el baño, hacen que disfrutar del amanecer sea una experiencia preciosa. Obviamente, vas a estar rodeado de otros 50 turistas, pero si te vas al fondo de la piscina y miras al horizonte, la sensación es muy agradable. Consejo: lleva toalla y ropa calienta para la salida.

El Desierto Salvador Dalí

Muy promocionado en las agencias de viajes, resulta ser poco menos que una estafa. Unas cuantas rocas que, es cierto, recuerdan a las pinturas del desierto del genio catalán, se aprecian a un kilómetro de distancia, en la carrera hacia la frontera que supone el último día (los conductores tienen que llegar a las 10 para recoger al grupo que inicia el tour, en sentido opuesto, desde Chile). Bonito pero se puede apreciar más bien poco.

PRECIOS

Los precios de los tours fluctúan muchísimo. En función de la temporada y la afluencia de turistas se podrá conseguir un precio u otro. También depende mucho de la agencia con la que se contrate. Os dejamos aquí unos precios orientativos:

  • Tour de 1 día por el Salar de Uyuni: Se visitan los principales atractivos (cementerio de trenes, Colchan, montones de sal, ojos de agua, Isla del Pescado y, en ocasiones, el volcán Tunupa). Los tours pueden salir por unos 200 Bs. (unos $30) regateando.
  • Tour de 3 días: En agencias baratas de la zona de los autobuses pueden conseguirse desde 650 Bs. ($95) pero el precio en una agencia media ronda los 800 Bs. ($117). Las más caras llegan a cobrar 1200 Bs. ($175), y son las que suelen contratar los turistas europeos.
  • Tour de más días: Normalmente el día suele costar entre 350 y 400 Bs. ($51 – $58), así que puedes hacer tus propios cálculos. En cualquier caso, suelen ser tours para gente que quiere ver algo en concreto (avistamiento de fauna, expediciones geológicas…)

CONCLUSIONES

¿No son demasiadas horas de viaje?,  ¿y si te tocan dos gringos insoportables en el carro?, ¿no aburre un poco?, ¿se justifica el precio por lo recibido? Son muchas las preguntas que se nos plantean pero la podríamos resumir en: ¿vale la pena el tour? Para nosotros tiene cosas positivas y negativas:

POSITIVO

Los paisajes son absolutamente únicos
La fauna, de cerca y extraña
Las compañeras de viaje
Las excelentes comida y acomodación
Las noches estrelladas

NEGATIVO

Las largas horas de viaje
El precio. Se pagan 3 días pero realmente son sólo dos
El guía, muy atento pero poco hablador

Así pues, para nosotros gana lo positivo, pero es muy posible que algunas de las cosas que señalamos como positivas (especialmente el tema de los compañeros, la comida y la acomodación…) puedan en otros casos pasar a engrosar la fila de lo negativo.

Desde nuestro punto de vista –repetimos, muy particular- nuestra visita al Salar de Uyuni valió la pena y lo volveríamos a hacer. Ahora bien, es para hacerlo una vez en la vida. No creemos que si algún día volvemos lo hagamos de nuevo. Lo disfrutamos muchísimo (puedes leer un relato más personal aquí) y es un lugar que merece la pena visitar, pero para nosotros fue una piedra en el camino a nivel de presupuesto -contamos con apenas $40 diarios para los dos-, y llevamos arrastrando sus efectos desde entonces.

Es posible que hacer el tour de día para conocer el Salar de Uyuni –muy completo- y luego alguno de los que se ofrecen en San Pedro para conocer el desierto pudieran cubrir nuestras expectativas (pero ojo, averiguar bien porque san Pedro puede resultar realmente caro). En cualquier caso, esperamos que con lo que hemos descrito y las fotos te hayamos dado algunas luces para tomar la decisión que más se ajuste a tus gustos y a tu forma de viajar.

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA EL SALAR DE UYUNI

      • En las agencias siempre te recomiendan comprar agua y algunos víveres. Según nuestra experiencia, está bien llevar algo pero no os volváis locos, con la comida que te dan alcanza bien (tal vez si es conveniente con las agencias baratas, pero no podemos confirmarlo).
      • Imprescindible llevar gafas de sol, bloqueador solar y buen abrigo (incluyendo gorro). Puede ser también útil algo de entretenimiento para las horas de viaje. Por ejemplo algo de música, bien sea para poder desconectar en el carro, bien compartirla con el resto (las radios de los carros suelen tener salida auxiliar para conectar vuestro reproductor).
      • A los que os guste la fotografía, un objetivo luminoso y un trípode os pueden regalar unas horas muy divertidas tratando de capturar estrellas.
      • El tour también se puede hacer en sentido contrario, desde San Pedro de Atacama hacia Uyuni –y también desde Tupiza-. En ambos casos es más caro, aunque especialmente desde Chile, donde puede costar 30-50% más. Eso sí, tiene la ventaja de dejar lo mejor, el Salar de Uyuni, para el final.
      • Y, por último, trata de disfrutar al máximo porque es un lugar único en el planeta.

    Cualquier INFORMACION QUE NESECITE PUEDES VER AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *